En el mundo del romanticismo y el melodrama francés debemos mencionar a grandes intérpretes como son René Charles Guilbert de Pixérécourt quien fue un director de teatro y dramaturgo francés y Jean Jacques Rousseau. 

Como mencionamos anteriormente René Charles Guilbert fue un gran director quien también formó parte de la compañía Théâtre de la Gaîté, que era bastante popular para aquella época, una de sus grandes obras fue “El perro de los montes”. 

Es importante mencionar que el romanticismo en francia era uno de los actos de rebeldía más notables para los poetas con estrictas normas que tenían al teatro sometido al clasismo ya quería finalizar con cada obra artística del momento. 

Historia del romanticismo 

Para nombrar un personaje destacado en la historia del romanticismo del teatro francés es obligatorio que mencionemos a Jean Jacques Rousseau era un gran pensador que no solo influenciaba en el mundo del arte sino también de la política. 

Este gran pensador creía fielmente en la exposición total de los sentimientos para encontrar la compasión la comprensión lectora tanto del lector como del espectador de cada una de sus obras. 

Una de ellas y la más importante es a Emilio o la obra De la educación en 1762 donde enseña al espectador como educar al hombre ideal tuvo grandes alumnos y discípulos que influyeron poderosamente en el mundo del romanticismo. 

Historia del melodrama en el mundo teatral de Francia

Las obras melodramáticas en Francia surgen a finales del siglo XVII, luego de pasar la revolución francesa esta surge como un género en el año 1800.

En este punto de la historia también debemos mencionar a Jean-Jacques Rousseau el cual también quedó plasmado en la historia como un gran personaje y filoso del teatro en Francia, en el mismo el describe que las palabras y la música están unidas cada una representa y destaca a la otra en cada obra teatral. 

Las obras melodramáticas de la época eran similares a las obras dramáticas pero en ella se resaltan con mucha fuerza los sentimientos y emociones a través de extensos y entretenidos musicales. 

Es que eran obras totalmente exageradas con el único propósito de despertar la atención del público y causar un impacto mucho más interesante en la audiencia de ese momento. 

Otro autor destacado es René-Charles Guilbert de Pixérécourt donde inició una obra de teatro donde se creaba una escena similar a un campo de batalla con danzas y musicales, es un género que tuvo gran aceptación por la mayoría de los espectadores y que siempre conseguía llenar el teatro. 

Además pudo ser una obra de talla internacional sin ningún tipo de inconvenientes, incluso su éxito fue tan rotundo que en los años siguientes muchas de estas obras se exportaron por supuesto cambiando de estilo, pero a finales del siglo XIX y debido a tantos cambios el melodrama comenzó a descender y se daño este género tan llamativo para la época. 

El teatro francés va mucho más allá de drama y obras literarias, hay una extensa variedad de temas y enseñanzas no solo a nivel artístico sino también estructural. 

Los teatros de francia están repletos de detalles de la época donde cada elemento juega una parte importante de la historia, incluso los cerrajeros durante el surgimiento de estas estructuras participaron en la creación de los símbolos más llamativos de estos artísticos lugares. 

error: Content is protected !!