Francia tuvo su época dorada, y es que alrededor del siglo VXI todo lo relacionado con Francia era bien visto, era la moda, el lenguaje, la vestimenta, todo lo que hacían los franceses lo imitaban en el resto de Europa, es así como el teatro estaba naciente en este país se hizo de fama rápidamente.

Y es que justamente en el siglo XVI se estilaba en Francia hacer una especie de presentación inclinada más hacia la comedia, que poco a poco se fue formalizando hasta convertirse en el teatro, y que al principio no era enfocado a los nobles y a la alta sociedad, sino que al principio era una costumbre que era enfocada hacia la gente normal del pueblo, ya que era accesible para ellos.

Al principio se trataba de pura comedia

El teatro francés fue lo que dio inicio al teatro propiamente dicho, como se conoce hoy en día, pero la realidad es que las primeras obras de teatro no se dedicaron al drama, como ocurriría mas tarde en la época de mayor esplendor del teatro francés, sino que comenzó con la comedia.

Y es que se formaron grupos denominados los cómicos de la lengua, porque hacían todo tipo de comedia en francés, y con el tiempo muchas personas se interesaron en ir a verlas, pero al principio estas obras no eran bien vistas por la sociedad, sino   que eran consideradas como una grosería, por ello las mujeres al principio, no disfrutaban del teatro, especialmente las casadas.

Pero luego el teatro experimento un gran cambio, y en Francia empezaron a asistir los nobles y hasta el rey a estas obras, por lo que los escritores entonces volvieron sus obras un poco más refinadas, y es que las adaptaron a los gustos de la gente de alta alcurnia, y entre esos gustos están las historias greco – romanas, de donde viene el drama en el teatro.

El drama ocupó un lugar principal en el teatro francés

Con el pasar de los años, hacia el siglo XVIII, el teatro ya era mucho más que famoso en Paris y en toda Europa se reconocía su caldiad, incluso mucho mejor que el teatro en Italia, además se empezaron a construir los edificios para este fin, muchos de los cuales hoy se conservan.

En Francia el drama, y especialmente el melodrama, que puede ser considerado como una mezcla de drama y comedia, así como también de comedia con música, ocupo los primeros lugares en las obras que se desarrollaron en el teatro francés durante este siglo.

Como habían temas mucho más interesantes, y el teatro fue el pasatiempo preferido por muchos reyes, los nobles y todo aquel que quería ser considerado como culto, disfrutaba del teatro la mayor parte de su tiempo, y es que los dramas empezaron a ser cada vez más intensos e ingeniosos.

Se utilizo el drama como medio de educación social

El teatro hoy en día tiene mucha importancia en la sociedad, y es que desde más de un par de siglos, este empezó a no solo divertir a sus espectadores, sino a educarles, a hacerle reflexionar sobre las situaciones que viven los personajes y así sensibilizarlos con relación a muchos temas de interés para la sociedad de cada época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *